Nuestra Historia

El Colegio de San Ignacio de Loyola Vizcaínas I.A.P. fue fundado por varios miembros de la cofradía de Nuestra Señora de Aránzazu en 1732 para acoger y proteger a la mujer novohispana, en especial a niñas huérfanas y damas viudas en necesidad de amparo.

La cofradía de Aránzazu estuvo formada por caballeros de las provincias de Guipúzcoa, Álava, el Reino de Navarra y el Señorío de Vizcaya, lo que quedó reflejado en el escudo del colegio que hasta la fecha ostenta los emblemas de dichas provincias; cabe señalar que al centro del dicha insignia se observa el  escudo de la nación mexicana.

 

El proyecto arquitectónico corrió a cargo de Pedro Bueno Basorí, quien fuera cofrade de Aránzazu, pero al morir éste antes de empezar la obra, la construcción  quedó en manos del maestro en arquitectura Miguel José de Rivera.

Somos una institución educativa laica no lucrativa que en 249 años ha sobresalido por trabajar  ininterrumpidamente en pro de la educación en México,  así como en la preservación de su acervo  cultural y  arquitectónico. 

 
 

Nuestro ideal se enfoca en logra un desarrollo integral de las personas con vocación de servicio,  valores y responsabilidad social. Constituida desde el año 1933  como Institución de Asistencia Privada. Cuenta con amplias instalaciones en el Centro Histórico de la Ciudad de México, consideradas monumento histórico por el INAH.